MÉXICO, UN DESTINO DE CLASE MUNDIAL PARA EL TURISMO MÉDICO.

REALIDAD Y PROSPECTIVA

INTRODUCCIÓN

Cada año, miles de personas salen de los Estados Unidos, Canadá y países de Europa en busca de tratamientos médicos especializados, cuyos costos suelen ser restrictivos en sus países de origen, entre sus motivaciones, además de la ventaja de obtener tratamientos a un menor costo, se encuentran el ser atendidos en un lugar con mejores condiciones para su recuperación: con clima cálido o templado, un medio ambiente sano, hospitalidad en la ciudad que los recibe y amabilidad de la gente involucrada en su tratamiento.
En el panorama mundial, Estados Unidos es tanto el principal país que recibe turistas médicos que viajan a Houston, Nueva York o Los Ángeles para recibir tratamientos especializados, como el mayor emisor de turistas médicos que viajan a otras partes del mundo en busca de atención de la misma o mayor calidad que en su sistema público de salud, con la ventaja de tener costos más económicos y una atención más humana, más allá del número del expediente que representan para el sistema de salud norteamericano.
El desarrollo de las comunicaciones en todo sentido ha permitido que los pacientes norteamericanos conozcan la amplia oferta de tratamientos médicos a los que pueden acceder en casi cualquier parte del mundo. En Europa, el sur de Asia, Centro y Sudamérica o México encuentran opciones para seguir un tratamiento de cardiología, una cirugía bariátrica, una rehabilitación ortopédica o dental, o cualquier otra especialidad...